22 de April de 2024

SLAYER

Slayer es una de las bandas más icónicas del metal, con una carrera que se extiende por más de cuatro décadas. Con su estilo de thrash metal agresivo y oscuro, han influenciado a innumerables bandas y han sido aclamados por su habilidad técnica y su presencia en el escenario. En este post, exploraremos la historia de Slayer, su discografía y su legado en el mundo del metal.

Historia de Slayer

Slayer se formó en Los Ángeles en 1981 por los guitarristas Jeff Hanneman y Kerry King. Se unieron al bajista y vocalista Tom Araya y al baterista Dave Lombardo para completar la formación original de la banda. En sus primeros años, Slayer se inspiró en bandas de metal como Judas Priest y Iron Maiden, pero pronto desarrollaron su propio estilo de thrash metal, caracterizado por sus riffs rápidos y oscuros y sus letras que abordaban temas controvertidos como la religión, la violencia y la guerra.

En 1983, Slayer lanzó su primer álbum, “Show No Mercy”, que fue aclamado por la crítica y ayudó a establecer a la banda como una fuerza en el mundo del metal. Su segundo álbum, “Hell Awaits”, presentó un sonido aún más oscuro y agresivo, lo que los llevó a ganar una base de fans aún mayor. Con su tercer álbum, “Reign in Blood” (1986), Slayer alcanzó un éxito masivo y se convirtió en una de las bandas más influyentes del género.

A lo largo de los años 80 y 90, Slayer continuó lanzando álbumes aclamados por la crítica, incluyendo “South of Heaven” (1988), “Seasons in the Abyss” (1990) y “Divine Intervention” (1994). En 2001, lanzaron “God Hates Us All”, que incluyó una de sus canciones más conocidas, “Disciple”.

En 2011, Slayer sufrió una gran pérdida con la muerte de Hanneman. A pesar de esto, la banda continuó, y en 2015 lanzaron su último álbum de estudio, “Repentless”, antes de anunciar su disolución en 2018.

Discografía de Slayer

La discografía de Slayer es impresionante, con más de una docena de álbumes de estudio y varios álbumes en vivo y compilaciones. Aquí presentamos algunos de los álbumes más destacados de la banda:

“Show No Mercy” (1983): El álbum debut de Slayer presentó su sonido característico de thrash metal y ayudó a establecer a la banda como una fuerza en la escena del metal.

“Reign in Blood” (1986): Considerado por muchos como uno de los mejores álbumes de thrash metal de todos los tiempos, “Reign in Blood” presenta algunas de las canciones más icónicas de la banda, como “Angel of Death” y “Raining Blood”.

“South of Heaven” (1988): En este álbum, Slayer experimentó con un sonido más lento y pesado, lo que les permitió explorar temas más oscuros y controvertidos.

“Seasons in the Abyss” (1990): Este álbum es considerado por muchos como el pináculo de la carrera de Slayer, presentando un equilibrio perfecto entre su estilo más rápido y agresivo y su estilo más pesado y oscuro.

“Divine Intervention” (1994): Aunque no tan aclamado como algunos de sus predecesores, “Divine Intervention” presenta algunas de las canciones más memorables de la banda, como “Dead Skin Mask” y “213”.

“God Hates Us All” (2001): Con un sonido más pesado y oscuro que algunos de sus álbumes anteriores, “God Hates Us All” incluye algunas de las canciones más agresivas y controvertidas de la banda, como “Disciple” y “Bloodline”.

“Repentless” (2015): El último álbum de estudio de Slayer antes de su disolución, “Repentless” presenta un sonido que se remonta a sus raíces de thrash metal, con canciones como “Repentless” y “Piano Wire” que recuerdan a los fans por qué Slayer ha sido una de las bandas más influyentes del metal durante más de cuatro décadas.

Legado de Slayer

El legado de Slayer en el mundo del metal es incuestionable. Con su estilo agresivo y oscuro, han influenciado a innumerables bandas de metal y han sido aclamados por su habilidad técnica y su presencia en el escenario. Además, sus letras controvertidas han provocado discusiones y debates, lo que ha hecho que Slayer sea una banda tanto respetada como polémica.

La influencia de Slayer se puede ver en una variedad de bandas de metal, incluyendo Metallica, Pantera y Lamb of God, por nombrar algunas. Su legado también se extiende a otras formas de arte, como el cine y los videojuegos, donde su música ha sido utilizada en películas y videojuegos populares.

En resumen, Slayer es una de las bandas más influyentes e icónicas del mundo del metal. Con una carrera que se extiende por más de cuatro décadas y una discografía impresionante, han dejado una marca indeleble en la historia de la música. Su legado continuará viviendo en la música de bandas futuras y en los corazones de los fans del metal en todo el mundo.

Integrantes de SLAYER

Los integrantes originales de Slayer eran Tom Araya (vocalista y bajista), Kerry King (guitarrista), Jeff Hanneman (guitarrista) y Dave Lombardo (baterista). A lo largo de su carrera, la banda ha experimentado algunos cambios en su formación, pero aquí nos enfocaremos en los miembros fundadores:

Tom Araya: Nacido en Chile en 1961, Tom Araya es el vocalista y bajista de Slayer. Araya es conocido por su estilo vocal agresivo y su habilidad en el bajo, que ha sido clave en la creación del sonido distintivo de Slayer. Además de ser un miembro fundador de la banda, Araya también ha contribuido en gran medida a la escritura de letras y ha sido un importante portavoz de la banda.

Kerry King: Nacido en California en 1964, Kerry King es el guitarrista principal de Slayer. King es conocido por su estilo de guitarra agresivo y su enfoque en los solos de guitarra técnicos y melódicos. King ha sido un miembro clave de Slayer desde su formación, y ha contribuido a la escritura de la mayoría de las canciones de la banda. También es conocido por su distintiva apariencia con su cabeza rapada y su colección de tatuajes.

Jeff Hanneman: Nacido en California en 1964, Jeff Hanneman fue el segundo guitarrista de Slayer. Hanneman fue un miembro fundador de la banda y fue conocido por su habilidad técnica en la guitarra, su amor por la música punk y su enfoque en temas oscuros y controvertidos en sus letras. Hanneman falleció en 2013 debido a una cirrosis hepática, dejando un vacío en la banda y en el mundo del metal en general.

Dave Lombardo: Nacido en Cuba en 1965, Dave Lombardo fue el baterista original de Slayer. Lombardo es conocido por su habilidad técnica y su estilo de batería rápido y agresivo, que ha sido clave en la creación del sonido de Slayer. Lombardo dejó la banda en varias ocasiones, pero ha regresado en varias ocasiones a lo largo de su carrera, y ha sido un miembro importante de la banda.

En resumen, los miembros fundadores de Slayer son todos músicos altamente talentosos que han dejado una marca indeleble en el mundo del metal. Su combinación de habilidad técnica, enfoque en temas controvertidos y estilo agresivo ha influenciado a innumerables bandas de metal a lo largo de las décadas. Si bien la banda ha pasado por cambios en su formación a lo largo de los años, los miembros fundadores siempre serán recordados por su contribución en la creación del sonido distintivo de Slayer.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios   
Privacidad